Artículos Universo

El tamaño del Universo y nuestro lugar en el Cosmos

Imagen capturada por el telescopios espacial Hubble mirando galaxias muy lejanas.
Imagen capturada por el telescopios espacial Hubble mirando galaxias muy lejanas.

Imagen capturada por el telescopios espacial Hubble mirando galaxias muy lejanas.

Cada vez que durante una charla veo cómo la gente de da cuenta de la inmensidad de nuestro cosmos, del tamaño del universo, y algo sucede en la persona, por alguna razón nos sentimos pequeños. Espero que después de leer esta entrada tengas una idea distinta.

Para comenzar a hablar del tamaño del universo necesitamos conocer la velocidad de la luz, que equivale a unos 300 mil kilómetros por segundo, es un número tan grande que se hace difícil de comprender, para tener una idea, un haz de luz puede dar aproximadamente 7,4 vueltas a nuestro planeta en un sólo segundo! Imagínate, a todos nos gustaría viajar así de rápido. Ahora, si nos vamos hacia la Luna, nos damos cuenta que esos 384.000 kilómetros la luz los recorre en un poco más de un segundo, eso quiere decir que cada vez que vemos la luz de la Luna la estamos viendo algo así como 1 segundo en el pasado.

Pero si continuamos nuestro viaje al Sol, 150 millones de kilómetros… cuánto crees que se demora la luz?… 8 minutos. El Sol es la estrella más cercana a nosotros, pero la estrella más cercana al sistema solar está tan lejos, que la luz tiene que viajar más de 4 años, para llegar desde Alpha Centauri hasta nosotros. Esos son 4 años luz de distancia. Alpha Centauri es la estrella más cercana al sistema solar, y nosotros como civilización no tenemos posibilidad alguna de llegar a ella con la tecnología actual. De hecho la nava más lejana que hay hoy en el espacio se encuentra a tan sólo 35 horas viajando a la velocidad de la luz, y lleva 38 años viajando!!!! calcula cuánto se demorará a Alpha Centauri… Le quedan más de 40 mil años para llegar a Alpha Centauri.

Pero el cielo está lleno de estrellas, de hecho nosotros pertenecemos a una galaxia, que se llama Vía Láctea, con unas 200 mill millones de estrellas, de la cuales vemos a simple vista sólo las cercanas, a no más de 1600 años luz de distancia. Pero nuestra galaxia tiene 100 mil años luz de diámetro. Por lo tanto, todo lo que vemos cuando miramos el cielo pertenece a una pequeña parte de nuestra galaxia. Cuando miramos fuera de la Vía Láctea lo que vemos no son estrellas, sino otras galaxias, ubicadas a millones de años luz de distancia, y para verlas necesitamos telescopios, salvo para las Nubes de Magallanes que son dos manchones en el cielo del hemisferio sur a menos de 200 mil años luz de distancia, o la galaxia de Andrómeda a 2,5 millones de años luz de distancia. Para todo el resto de las miles de millones de galaxias que hay en el universo necesitamos telescopios. Y cada una de esas galaxias tiene miles de millones de estrellas, por eso es cierto cuando se dice que hay más estrellas en el universo que granitos de arena en el planeta Tierra.

Si seguimos viajando llegamos a los confines del universo, y si recordamos que mirar en el espacio es mirar en el tiempo, qué será lo más lejano que podemos llegar a ver? La respuesta es simple: los instantes posteriores a los inicios del universo. Hoy existe mucho universo más allá, pero no podemos verlo porque la luz no ha tenido el tiempo de llegar hasta nosotros. Por lo tanto, lo más lejano que podemos observar son 13.800 millones de años luz de distancia que es la edad del universo. Claro, esa es una simplificación ya que la expansión acelerada del universo hace que eso no sea exactamente así, pero no entraré en ese detalle en esta entrada. Y qué vemos a esta distancia? lo que está allí son los instantes posteriores al Big Bang y se llama la radiación de fondo cósmico de microondas, no se ve directamente, porque no es luz visible, pero se detecta con antenas, y es la prueba más fehaciente a la teoría del Big Bang, que ocurrió hace 13.800 millones de años.

Y la pregunta que siempre surge al darnos cuenta del tamaño del universo es ¿habrá vida en algún otro lugar? La verdad es que aún no lo sabemos, pero no hay razón alguna para que seamos los únicos seres que se cuestionan y observan el cosmos.

Bueno, por alguna razón, al darnos cuenta de lo anterior nos sentimos pequeños, y si, somos pequeños en la inmensidad del cosmos. Pero eso no tiene que herir nuestro ego, todo lo contrario, tenemos que comprender que en comparación al universo nuestro problemas son los pequeños, que como civilización hemos vivido menos de un segundo cósmico, por lo tanto, lo único que de verdad podemos hacer, es disfrutar al máximo cada que segundo que tenemos para estar parados en este planeta, nada más.

 

Read More
Artículos Sistema Solar

Mini Luna

Luna llena captada por el autor, Ricardo García, mediante película fotográfica, la diapositiva está escaneada.

La Luna gira en torno a la Tierra describiendo una elipse, eso significa que hay momentos en que está más cerca de nosotros (perigeo) y momentos en que está más lejos (apogeo). Esos momentos no siempre calzan con las fases exactas de la Luna, pero en esta ocasión, hoy 15 de enero de 2014 tenemos la combinación Luna llena en apogeo, eso significa que tenemos una Mini-Luna, y lo más interesante es que es la primera Luna llena del año 2014! a unos 405.504 km de distancia.

Resumiendo, hoy tenemos la primera Luna llena de año, y la Luna llena más pequeña del 2014. En la práctica lo que apreciamos es que no es tan brillante como de costumbre, en lugares sin luz artificial veremos que ilumina, pero no tanto.

 

Luna llena captada por el autor, Ricardo García, mediante película fotográfica, la diapositiva está escaneada.

Luna llena captada por el autor, Ricardo García, mediante película fotográfica, la diapositiva está escaneada.

Read More
Personal

Bienvenidos a mi Blog

hs-1998-39-a-web

Gracias por visitar! La idea es poder responder las preguntas que me realizan en las distintas charlas y tours astronómicos que hago, con el objetivo de compartir la fascinación por esta ciencia, que nos despierta interrogantes y nos conecta con nuestro entorno. Cualquier pregunta astronómica seré bienvenida y respondida!

Read More
Artículos Sistema Solar

Estrellas Fugaces

Imagen de referencia de una lluvia de estrellas
Perseid Meteor Shower

Lluvia de estrellas

El fenómeno de las estrellas fugaces es algo muy bello de observar, algunos piden un deseo, yo siempre pido ver otra estrella fugaz. Cuando yo era niño y estaba en la precordillera de San Fernando, en el campo, observando el cielo sin contaminación lumínica, recuerdo preguntarle a los adultos, ¿Qué son las estrellas fugaces? y siempre recibía la misma respuesta: una estrella que muere. Sin embargo esa respuesta no me dejaba satisfecho, por alguna razón yo sabía que las estrellas estaban muy, pero muy lejos, y no me cabía en la cabeza cómo algo tan distante se moría tan rápido y se caía hacia el lado, considerando además que no tiene nada hacia donde caerse, como ocurre en la Tierra. Durante años me acechó la pregunta, hasta que a partir de la lectura logré comprender el fenómeno.

Una estrella fugaz no es una estrella, es básicamente un pedacito de roca, que al entrar en contacto con la atmósfera de la Tierra y debido a su alta velocidad, comienza a quemarse. Lo que vemos es ese brillo. La Tierra en su movimiento en torno al Sol va cruzando por su paso sectores donde hay mucho material, en general es el resto de un cometa que fue dejando remanente a su paso, cuando nuestro planeta pasa por ese sector algunos de los residuos ingresan a la atmósfera generando este hermoso espectáculo. Es un fenómeno local. Pues bien, como una parte de nuestro planeta es la que “toca” el remanente del cometa, las estrellas fugaces parecen provenir de un sector en particular del cielo, esto se conoce como radiante, el lugar de donde parecen venir las estrellas fugaces. Y dado que todo el cielo está distribuido en constelaciones, se denomina a esta lluvia de estrellas a partir del nombre de la constelación, por ejemplo tenemos las Leónidas, donde la constelación de Leo es el radiante, las Gemínidas, Oriónidas, etc. por nombrar las lluvias de estrellas de constelaciones más conocidas. Cada lluvia de estrellas posee su fecha en el año, algunas duran pocos días y hay otras que duran meses, como es el caso de las Virgínidas, pero además las lluvias de estrellas poseen una noche que se denomina máximo, donde tenemos la posibilidad de disfrutar el mayor número de meteoros por hora.

Para disfrutar de una lluvia de estrellas no es necesario tener instrumentación alguna, aunque una silla reclinable o una reposera puede ser de gran ayuda. La idea es estar en un lugar oscuro, libre de contaminación lumínica, de preferencia en una noche sin Luna, y simplemente mirar al cielo en dirección a la constelación radiante, aunque las estrellas fugaces aparecerán en cualquier parte del cielo, se concentrarán hacia dicha constelación, desde donde parecerán provenir. Dependiendo de las características de la lluvia de estrellas se verán decenas hasta cientos de estrellas fugaces por hora.

El nombre más adecuado para una estrella fugaz es meteoro, no confundir con meteorito, que es un pedazo de roca más grande que al no ser consumido completamente por la atmósfera choca en la Tierra. Un meteorito yo lo puedo tomar, un meteoro desaparece completamente. Hay veces en que el meteoro es muy brillante y cercano, por lo que se puede distinguir que se está quemando, ésto se conoce como bólido, y es muy impresionante de observar. Por otro lado hay ocasiones en que una estrella fugaz se parte en dos. Recuerdo claramente una noche en el observatorio Cerro Pocho en Santiago, donde un grupo de personas estaba mirando el cielo a simple vista y con telescopios cuando se siente un ohhhhhh, todos miramos al cielo instintivamente y se repitió el ohhhhh, cosa rara ya que esto sólo ocurre en estrellas fugaces de larga duración y mucho brillo, sin embargo a los pocos segundos todos estábamos disfrutando de la hermosa estrella fugaz cuando se siente un wuaaaaa! se había partido en dos, y todos vimos como ambas estrellas fugaces se separaban en dirección hacia la constelación de la Cruz del Sur, hasta que se apagaron. Todo el fenómeno duró unos pocos segundos y fue realmente impactante. Me sorprende como algo tan simple logra quedar almacenado vívidamente en la memoria, no recuerdo lo que estaba haciendo en ese momento, no recuerdo con quien exactamente estaba, pero la estrella fugaz doble la recuerdo claramente.

Por eso presenciar una lluvia de estrellas, o una estrella fugaz luminosa durante algunos segundos, puede llegar a ser un recuerdo invaluable en nuestra memoria, un nunca sabe qué ocurrirá exactamente, lo único que podemos hacer es generar la instancia de observación y dejar que el cielo nos sorprenda.

Read More
1 12 13 14