Category : Sistema Solar

Observación del Cielo Personal Sistema Solar

Eclipse 21 de Agosto EEUU – Todo lo que debes saber [Ep.103]

¿Cómo observar el eclipse?¿Qué lentes usar?¿Cuánto dura?¿Cómo tomar fotografías?¿Se puede mirar a simple vista? Conversación especial sobre eclipses con Santiago Vargas para que estés preparado para el eclipse del 21 de Agosto de 2017 en EEUU y también te prepares para los futuros eclipses de sol. Aquí te contamos todos los detalles que necesitas saber para disfrutar al máximo de esta experiencia no importando el lugar del mundo en el que te encuentres.

Read More
Astrobiología Astronomía y algo más Ciencias Planetarias Sistema Solar

5 lugares que podrían tener vida en el Sistema Solar [Ep.98]

¿Cómo es el sistema solar?¿Qué lugares tienen más posibilidades para albergar vida?¿Qué elementos componen el sistema solar?¿Cuál es el límite del Sistema Solar? Conversación con el astrónomo colombiano Jorge Zuluaga sobre nuestro vecindario cósmico haciendo una lista de los lugares que tienen las condiciones para albergar vida. Planetas, lunas, asteroides y zona de habitabilidad.

Read More
Astronomía y algo más Física Sistema Solar Sol

Explosiones y actividad solar, Amenaza para la Tierra [Ep.45]

¿Es el Sol un peligro para la humanidad?¿por qué es activo el sol?¿cómo se producen las manchas solares?¿las aseguradoras conocen el ciclo solar? En esta conversación con Hector Socas del podcast Coffee Break, hablamos sobre física solar, desde los campos magnéticos hasta la influencia en la historia de nuestro planeta. Por supuesto además conversamos acerca del podcast Coffee Break, cómo nació la idea y cómo se ejecuta, espero lo disfrutes.

Read More
Artículos Estrellas Sistema Solar Universo

Por qué somos polvo de estrellas

Remanente de supernova, así se crea el polvo de estrellas

Has escuchado la frase que somos polvo de estrellas? pues bien, en esta entrada veremos por qué esa afirmación es correcta y además descubrirás cómo llegamos a estar parados en este planeta.

Las estrellas no son eternas, nacen, viven y mueren; aunque el tiempo de vida no tiene comparación alguna al nuestro, estamos hablando de miles de millones de años. Las estrellas nacen de unos lugares que se llaman nebulosas, que son conglomerados de gas y polvo, principalmente hidrógeno que ocupan mucho espacio, alrededor de decenas de años luz de diámetro. Cuando este gas y polvo comienza a colapsar por efecto de la gravedad se comienza a formar un grumo en el centro, al igual que cuando revolvemos una taza de café. Pues bien, después de alrededor de 10 millones de años, se ha acumulado tanto material en el centro, que la temperatura en el centro, debido a la presión, aumenta tanto que comienza un proceso que se llama fusión nuclear, se transforma hidrógeno en helio que es el combustible básico de una estrella. Cuando esto ocurre ya podemos hablar que se ha formado una estrella.

Pues bien, las primeras estrellas que se formaron en el universo poseían solamente hidrógeno, y un poquito de helio, nada más. Y si miramos alrededor nuestro vemos oxígeno, hierro, calcio, etc. Cómo se formaron esos elementos? Pues bien, la creación de nuevos elementos ocurre al interior de una estrella. Durante cientos o miles de millones de años una estrella transforma en su interior hidrógeno en helio, pero en algún momento este hidrógeno en el núcleo que acaba, y aquí comienza la estrella a morir, pero su agonía dura millones de años.

Una vez que se acaba el hidrógeno, la estrella comienza a sintetizar helio en berilio, y así sucesivamente, va agotando un elemento en su interior, y va creando nuevos elementos. Claro, cada paso es menos eficiente que el anterior y la estrella pierde su equilibrio por lo que comienza a crecer transformándose en gigante roja, mientras su núcleo se encoje cada vez más. No quiero entrar en detalles pero el proceso no es tan inmediato, porque el núcleo de una estrella en sus fases finales de vida es como una cebolla, con cáscaras que transforman un elemento en otro, a veces se producen explosiones en algunas capas, las estrellas se vuelven variables, en fin, es un proceso muy complejo y único en cada estrella.

En el caso del sol, en unos 4.500 millones de años más, tendremos una gigante roja que en principio debiera sobrepasar la órbita de la Tierra, pero nuestra querida estrella no posee la masa suficiente para encender al carbono y continuar la síntesis de nuevos elementos, por lo que nuestro sol formará una estrella llamada enana blanca. Este tipo de estrellas no nos interesa para descubrir por qué somos polvo de estrellas.

Así se forma el polvo de estrellas, mediante una supernova

Remanente de una supernova ocurrida el año 1054, observada por los chinos, aquí vemos polvo de estrellas.

Lo que necesitamos es una estrella de al menos 5 veces la masa del Sol, o más, porque ellas si quemarán el carbono en elementos más pesados hasta que se llegue al límite de los elementos que liberan energía al ser fusionados, me refiero el Hierro (no confundir con fierro que es solamente una aleación). Una vez que esta estrella, que vivió por muchísimo tiempo, llega a tener un núcleo de Hierro, sucede algo fenomenal, este Hierro de desintegra debido a la intensa gravedad, la estrella al no tener sustento implosiona y luego explota fuertemente en una explosión que brillará como cientos de milles de millones de estrellas todas juntas por un par de semanas. Esta explosión se llama supernova, y para ser exactos, supernova tipo II (dos romano). Debido a esta fuerte explosión se generan los elementos más pesados que el Hierro, como el oro, cobre, mercurio, plata y elementos menos conocidos como el wolframio, berkelio o estroncio.

Todos los elementos creados al interior de la estrella, más los sintetizados durante la supernova nos repartidos al espacio, formando una nueva nebulosa, con polvo de estrellas. De esta nube, luego de millones de años se formará una nueva estrella, que contendrá los elementos creados en la estrella muerta, y alrededor de esta nueva estrella se formarán planetas, como el nuestro. Es así como se creó el sistema solar hace 4.500 millones de años, a partir del remanente de una supernova, y es por eso que podemos afirmar que somos polvo de estrellas, porque nuestros átomos estuvieron al interior de una estrella, los elementos que nos crean fueron creados en una estrella, y tal vez, en miles de millones de años más pasemos a formar parte de una nebulosa, y así el ciclo estelar continúa, lástima que no conoceremos a los seres que se creen a partir de nuestros átomos.

Más información acerca de la Evolución Estelar: Wikipedia

Read More
Artículos Sistema Solar

Mini Luna

La Luna gira en torno a la Tierra describiendo una elipse, eso significa que hay momentos en que está más cerca de nosotros (perigeo) y momentos en que está más lejos (apogeo). Esos momentos no siempre calzan con las fases exactas de la Luna, pero en esta ocasión, hoy 15 de enero de 2014 tenemos la combinación Luna llena en apogeo, eso significa que tenemos una Mini-Luna, y lo más interesante es que es la primera Luna llena del año 2014! a unos 405.504 km de distancia.

Resumiendo, hoy tenemos la primera Luna llena de año, y la Luna llena más pequeña del 2014. En la práctica lo que apreciamos es que no es tan brillante como de costumbre, en lugares sin luz artificial veremos que ilumina, pero no tanto.

 

Luna llena captada por el autor, Ricardo García, mediante película fotográfica, la diapositiva está escaneada.

Luna llena captada por el autor, Ricardo García, mediante película fotográfica, la diapositiva está escaneada.

Read More
Artículos Sistema Solar

Estrellas Fugaces

Imagen de referencia de una lluvia de estrellas
Perseid Meteor Shower

Lluvia de estrellas

El fenómeno de las estrellas fugaces es algo muy bello de observar, algunos piden un deseo, yo siempre pido ver otra estrella fugaz. Cuando yo era niño y estaba en la precordillera de San Fernando, en el campo, observando el cielo sin contaminación lumínica, recuerdo preguntarle a los adultos, ¿Qué son las estrellas fugaces? y siempre recibía la misma respuesta: una estrella que muere. Sin embargo esa respuesta no me dejaba satisfecho, por alguna razón yo sabía que las estrellas estaban muy, pero muy lejos, y no me cabía en la cabeza cómo algo tan distante se moría tan rápido y se caía hacia el lado, considerando además que no tiene nada hacia donde caerse, como ocurre en la Tierra. Durante años me acechó la pregunta, hasta que a partir de la lectura logré comprender el fenómeno.

Una estrella fugaz no es una estrella, es básicamente un pedacito de roca, que al entrar en contacto con la atmósfera de la Tierra y debido a su alta velocidad, comienza a quemarse. Lo que vemos es ese brillo. La Tierra en su movimiento en torno al Sol va cruzando por su paso sectores donde hay mucho material, en general es el resto de un cometa que fue dejando remanente a su paso, cuando nuestro planeta pasa por ese sector algunos de los residuos ingresan a la atmósfera generando este hermoso espectáculo. Es un fenómeno local. Pues bien, como una parte de nuestro planeta es la que “toca” el remanente del cometa, las estrellas fugaces parecen provenir de un sector en particular del cielo, esto se conoce como radiante, el lugar de donde parecen venir las estrellas fugaces. Y dado que todo el cielo está distribuido en constelaciones, se denomina a esta lluvia de estrellas a partir del nombre de la constelación, por ejemplo tenemos las Leónidas, donde la constelación de Leo es el radiante, las Gemínidas, Oriónidas, etc. por nombrar las lluvias de estrellas de constelaciones más conocidas. Cada lluvia de estrellas posee su fecha en el año, algunas duran pocos días y hay otras que duran meses, como es el caso de las Virgínidas, pero además las lluvias de estrellas poseen una noche que se denomina máximo, donde tenemos la posibilidad de disfrutar el mayor número de meteoros por hora.

Para disfrutar de una lluvia de estrellas no es necesario tener instrumentación alguna, aunque una silla reclinable o una reposera puede ser de gran ayuda. La idea es estar en un lugar oscuro, libre de contaminación lumínica, de preferencia en una noche sin Luna, y simplemente mirar al cielo en dirección a la constelación radiante, aunque las estrellas fugaces aparecerán en cualquier parte del cielo, se concentrarán hacia dicha constelación, desde donde parecerán provenir. Dependiendo de las características de la lluvia de estrellas se verán decenas hasta cientos de estrellas fugaces por hora.

El nombre más adecuado para una estrella fugaz es meteoro, no confundir con meteorito, que es un pedazo de roca más grande que al no ser consumido completamente por la atmósfera choca en la Tierra. Un meteorito yo lo puedo tomar, un meteoro desaparece completamente. Hay veces en que el meteoro es muy brillante y cercano, por lo que se puede distinguir que se está quemando, ésto se conoce como bólido, y es muy impresionante de observar. Por otro lado hay ocasiones en que una estrella fugaz se parte en dos. Recuerdo claramente una noche en el observatorio Cerro Pocho en Santiago, donde un grupo de personas estaba mirando el cielo a simple vista y con telescopios cuando se siente un ohhhhhh, todos miramos al cielo instintivamente y se repitió el ohhhhh, cosa rara ya que esto sólo ocurre en estrellas fugaces de larga duración y mucho brillo, sin embargo a los pocos segundos todos estábamos disfrutando de la hermosa estrella fugaz cuando se siente un wuaaaaa! se había partido en dos, y todos vimos como ambas estrellas fugaces se separaban en dirección hacia la constelación de la Cruz del Sur, hasta que se apagaron. Todo el fenómeno duró unos pocos segundos y fue realmente impactante. Me sorprende como algo tan simple logra quedar almacenado vívidamente en la memoria, no recuerdo lo que estaba haciendo en ese momento, no recuerdo con quien exactamente estaba, pero la estrella fugaz doble la recuerdo claramente.

Por eso presenciar una lluvia de estrellas, o una estrella fugaz luminosa durante algunos segundos, puede llegar a ser un recuerdo invaluable en nuestra memoria, un nunca sabe qué ocurrirá exactamente, lo único que podemos hacer es generar la instancia de observación y dejar que el cielo nos sorprenda.

Read More